Cómo identificar un verdadero apóstol // Miguel Díez

Cómo identificar un verdadero apóstol // Miguel Díez

Los verdaderos apóstoles

  • Buscan la gloria de Dios, no glorias religiosas, humanas, políticas o económicas.
  • Se alegran de ver cómo se extiende la misericordia de Dios a través de los obreros en Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y toda América Latina.
  • Su gozo y pasión es construir el reino de Dios y su justicia, no hacer creyentes, construir estructuras gigantescas o tener éxito económico.
  • Son como padres que encuentran su gloria en sus hijos.

La gloria de Dios

  • Dios nos creó para coronarnos de su gloria y honra, no para buscar la gloria del hombre.
  • Se expresa en su santidad y hermosura.
  • Quiere que seamos limpios de manos y de corazón puro para habitar en su lugar santo.
  • La mujer es gloria del varón y el varón gloria de Cristo.
  • Cuando la mujer deja de ser la gloria del varón y el varón deja de ser la gloria de Cristo, se cae en adulterio, avaricia y otros pecados.
  • No es nuestra, es del Señor, aunque nos haga participar de ella.

Los falsos apóstoles

  • Tienen por énfasis principal conseguir dinero, mientras que los verdaderos apóstoles no tienen interés material.
  • Pablo siempre pedía dinero para los pobres, nunca para sí mismo.
  • No buscan dinero para sí mismos, sino que predican el evangelio gratuitamente.
  • Viven por fe y no buscan salario.

La verdadera gloria

  • La gloria de los verdaderos apóstoles es servir a todos y no ser amos de nadie.
  • Se glorían de poder sufrir por Cristo.
  • Está en Cristo Jesús, no en estructuras religiosas o números.
  • Pablo se gloriaba en lo que Cristo había hecho a través de él, extendiendo su mensaje y su reino a través de muchos países.
  • Dios no dará participación de su gloria a los cobardes que buscan la gloria de los hombres.

Advertencias

  • El comunismo evangélico y católico que se está fraguando es parte de la apostasía y la gran tribulación.
  • Hay que tener mucho cuidado con el islam y sus enseñanzas, ya que son como escorpiones y serpientes que hay que odiar y echar fuera.
  • Satanás quiso robarle la gloria a Cristo y ser el amo, y eso es lo que inoculó en Adán y Eva, llevando a su caída.
  • Muchos ministros caen en la soberbia y se olvidan de que fue Dios quien los bendijo, lo que los lleva a su destrucción.

Llamado a la gloria

  • Dios nos ha escogido para impactar el mundo con nuestras acciones y palabras, para darle gloria a Él.
  • Se nos invita a cerrar los ojos y pensar en las glorias terrenales, como el éxito empresarial, los bienes materiales y el reconocimiento social.
  • Se nos advierte que estas glorias son engañosas y que no hay nada comparable a la gloria de Dios.
  • Se nos anima a renunciar a las glorias terrenales y a buscar la gloria de Dios, que es incompatible con la vanidad, la vanagloria y los amoríos.
  • Se nos insta a bañarnos en la gloria de Dios y a estar dispuestos a sufrir por Cristo y por su causa.
  • Se nos pide que renunciemos a todo lo que estorbe nuestra glorificación en Cristo, incluyendo nuestro trabajo, dinero y posesiones.
  • Se nos recuerda que Dios tiene todas las riquezas y que podemos experimentar su poder, amor, provisión y autoridad si nos convertimos en banqueros de Dios.
  • Se nos invita a dejar atrás las cosas de este mundo y a consagrarnos a Dios como ministros y siervos del Rey eterno.
  • Se nos recuerda que hemos sido comprados por Cristo y que le pertenecemos, por lo que debemos permitirle que haga con nosotros lo que quiera.
  • Se nos pide que seamos canales de las bendiciones de Dios y que echemos fuera los reinos de maldad para establecer su reino y su justicia.
  • Se nos asegura que Dios nunca nos abandonará ni quitará su Espíritu Santo de nosotros, y que su gloria nunca se desvanecerá en nuestras vidas.

Miguel Díez

Presidente de la ONG Remar Internacional y la iglesia Cuerpo de Cristo.

(Visited 42 times, 1 visits today)

Quizás te puede interesar estos videos

Post A Comment For The Creator: Solidaria TV

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *