como habla el espiritu santo

¿Cómo Nos Habla El Espíritu Santo? – Charles Spurgeon

Introducción (00:00:00)

  • El Espíritu Santo ruega a los inconversos que escuchen la voz de Dios y se arrepientan.
  • El avivamiento es un tiempo especial y debe aprovecharse al máximo.
  • El deber actual es predicar a los indecisos mientras Dios habla con poder.
  • Debemos decir “Amén” a lo que Dios dice y orar incesantemente.
  • El texto elegido es “Oigan a Dios mientras habla; por eso óiganlo hoy”.
  • El Espíritu Santo habla de una manera especial a través de la Biblia.
  • La Biblia es la Palabra de Dios y tiene poder para salvar y transformar vidas.
  • El Espíritu Santo usa la Biblia para convencer de pecado, justicia y juicio.
  • El Espíritu Santo también usa la Biblia para dar consuelo, esperanza y guía.
  • El Espíritu Santo habla a través de la predicación de la Palabra de Dios.
  • El Espíritu Santo habla a través de la lectura de la Biblia.
  • El Espíritu Santo habla a través de la oración.
  • El Espíritu Santo habla a través de las circunstancias de la vida.
  • El Espíritu Santo habla a través de la conciencia.
  • El Espíritu Santo está hablando, ¿lo estás escuchando?
  • Si no estás seguro de si eres salvo, arrepiéntete de tus pecados y cree en el Señor Jesucristo.
  • El Espíritu Santo te guiará a toda verdad y te dará vida eterna.

Por medio de David (00:03:04)

  • El Espíritu Santo habla a través de las Escrituras, las cuales no deben ser tratadas a la ligera o descuidadas, ya que esto puede llevar a un pecado imperdonable.
  • Cada mandamiento de la Escritura exige una obediencia inmediata.
  • El Espíritu Santo exhorta en tiempo presente, llamando al arrepentimiento, la fe y la búsqueda del Señor ahora mismo.
  • Los llamamientos de la Biblia no son de Moisés, David, Pablo o Pedro, sino del Espíritu Santo hablando a través de ellos.
  • El Espíritu Santo también habla directamente a los corazones de Su pueblo, impulsándolos a buscar la conversión de los pecadores.

Buscan ganar almas (00:09:54)

  • El Espíritu Santo impulsa a los creyentes a buscar la salvación de las almas con urgencia.
  • Los creyentes anhelan ver conversiones inmediatas y sienten agonía por la salvación de las almas.
  • Su oración es que Dios responda a sus súplicas y conduzca a las personas a oír Su voz para ser salvadas.
  • El Espíritu Santo habla a través de la Biblia, la cual es Su Palabra inspirada.
  • La Biblia es la autoridad final en materia de fe y práctica cristiana.
  • El Espíritu Santo usa la Biblia para guiar, enseñar y corregir a los creyentes.
  • La Biblia es el medio principal por el cual el Espíritu Santo se comunica con los creyentes.

Reconciliación (00:12:01)

  • El Espíritu Santo habla a quienes han sido despertados y están preocupados por sus almas.
  • Los que han sido despertados necesitan ser reconciliados con Dios y anhelan la seguridad del perdón.
  • El Espíritu Santo no demora en dar seguridad de salvación a los que han sido despertados.
  • Los que han sido despertados claman a Dios por salvación inmediata.
  • El Espíritu Santo lucha con los hombres y clama urgentemente: “¡Hoy!”

Con seguridad a la paz (00:14:26)

  • El Espíritu Santo habla a través de Sus actos y palabras.
  • La puerta de la misericordia está abierta todos los días, invitando a todos a entrar.
  • Los actos del Espíritu Santo, como ver a otros encontrar a Cristo, son invitaciones prácticas para que otros también vengan.
  • El Espíritu Santo habla a través de los testimonios de otros, como hijos, hermanos, esposas y padres.
  • Si otros son salvados por la fe, entonces la fe también puede salvar a uno mismo.
  • Hay gracia en Cristo para perdonar los pecados de todos, por lo que uno puede esperar misericordia también.

Urgencia (00:17:13)

  • El Espíritu Santo desea que los pecadores se arrepientan y se acerquen a Dios.
  • El Espíritu Santo está en sintonía con Dios Padre y Dios Hijo, y desea que se cumpla su voluntad.
  • El Espíritu Santo está contristado por el pecado y no quiere que continúe.
  • El Espíritu Santo desea ver que los hombres estén atentos a la voz de Dios y se sometan a su amor.
  • El Espíritu Santo se deleita en lo que es recto y bueno, y le alegra contemplar su obra en el pecador.
  • El Espíritu Santo espera para ejercer su oficio favorito de Consolador, pero no puede consolar a los impíos ni a los que endurecen sus corazones.

Consolador (00:19:10)

  • El Espíritu Santo ha sido enviado por el Padre para actuar como Consolador del pueblo de Dios.
  • El Espíritu Santo vigila con ojos anhelantes a los corazones quebrantados y a los espíritus contritos para aplicarles el bálsamo de Galaad y sanar sus heridas.
  • El Espíritu Santo dice: “hoy”, porque desea que los pecadores se arrepientan y se acerquen a Dios mientras haya tiempo.

Oír la voz de Dios (00:20:15)

  • La Biblia nos ordena escuchar la voz de Dios, ya sea la del Padre, la de Jesucristo o la del Espíritu Santo.
  • Escuchar la voz de Dios requiere reverencia, atención, devoción y obediencia.
  • No debemos olvidar la verdad que escuchamos, sino practicarla en nuestras vidas.
  • Oír la voz del Espíritu Santo es equivalente a someterse a la voluntad de Dios.
  • La palabra de Dios moldea el corazón del creyente como la mano moldea la arcilla.

Conocer la verdad (00:24:08)

  • El Espíritu Santo nos instruye a través de la Biblia, la Palabra de Dios.
  • La Biblia es la máxima autoridad en materia de fe y práctica cristiana.
  • El Evangelio no solo advierte y enseña, sino que también contiene mandamientos solemnes y positivos.
  • Dios ordena a todos los hombres en todo lugar que se arrepientan y crean en el Evangelio.
  • El Señor Jesucristo tiene toda autoridad en el cielo y en la tierra, y envía a sus discípulos a predicar el Evangelio y hacer discípulos.
  • El mandamiento de arrepentirse y creer en el Evangelio es tan obligatorio como el de amar a Dios con todo el corazón.
  • Debemos obedecer los mandamientos de Jesús, ya que Su Evangelio viene a nosotros con la autoridad imperial del Señor de todo.

Patético (00:28:13)

  • Dios invita a los pecadores a Su banquete de misericordia con clemencia y ternura.
  • Las invitaciones del Señor son notables por su extremo patetismo.
  • Dios suplica a los pecadores que se vuelvan de sus malos caminos y no mueran.
  • Dios lloró por los pecadores y exclamó: “¡Jerusalén, Jerusalén… Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!”

Novedades heras (00:29:50)

  • El buen Espíritu no pide más de lo que es justo y recto cuando clama: “Oigan la voz del Señor”.
  • Dios añade Sus promesas a Sus invitaciones.
  • Dios dice: “Oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes de David”.
  • Hay gloriosas promesas en Su palabra que son sumamente grandes y preciosas.

¿Cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande? (00:31:08)

  • El Señor advierte a los que descuidan la salvación.
  • Dice que los malos serán trasladados al Seol y que toda transgresión e iniquidad tendrán su justa recompensa.
  • Si Cristo es rechazado, la eterna ira es segura.
  • Dios no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva.
  • Si no se arrepienten, Dios afilará su espada y los quebrantará con vara de hierro.
  • Dios invita a los pecadores a escuchar su voz y no endurecer sus corazones.

Observen cómo fue oída la voz de Dios en el acto de la creación. (00:32:43)

  • Dios dijo: “Sea la luz; y fue la luz”.
  • Dios dijo: “Produzcan las aguas seres vivientes”, y de inmediato así sucedió.
  • No hubo ninguna demora. El ‘hágase’ de Dios fue ejecutado instantáneamente.

Su voz no es ya suficiente tiempo haber provocado a su Dios. (00:34:37)

  • El Espíritu Santo dice: “Hoy, después de tanto tiempo, oigan su voz”.
  • ¿No es ya suficiente tiempo haber provocado a Dios durante 60, 70 u 80 años?
  • Una vejez desprovista de gracia es una permanente provocación al Señor.
  • El pecado es una locura y sus placeres son vanidad.
  • No hay paz en los caminos del pecado.
  • ¿Cuánto tiempo pretendes quedarte en terreno prohibido y peligroso?

Hoy está atento a la voz de Dios. (00:35:49)

  • El Espíritu Santo habla a través de la conciencia y exhorta a las personas a escuchar la voz de Dios.
  • El texto enfatiza la importancia del presente y anima a las personas a responder al llamado de Dios sin demora.
  • Se insta a los jóvenes a escuchar la voz de Jesús antes de que se vean arrastrados por los vicios y la contaminación de la ciudad.

Hoy tú que no te has preocupado nunca antes. (00:39:16)

  • El Espíritu Santo habla a través de la Biblia.
  • La Biblia es la Palabra de Dios y es inspirada por el Espíritu Santo.
  • La Biblia es la autoridad final en materia de fe y práctica.
  • El Espíritu Santo habla a través de la conciencia.
  • La conciencia es la voz de Dios en nuestro interior.
  • La conciencia nos guía hacia lo correcto y nos advierte del peligro.
  • El Espíritu Santo puede usar las circunstancias para hablarnos.
  • Las circunstancias pueden ser buenas o malas.
  • Dios puede usar tanto las circunstancias buenas como las malas para enseñarnos y guiarnos.
  • El Espíritu Santo puede usar a otras personas para hablarnos.
  • Las personas pueden ser creyentes o no creyentes.
  • Dios puede usar a cualquiera para hablarnos.
  • El Espíritu Santo puede hablarnos a través de los sueños y las visiones.
  • Los sueños y las visiones pueden ser simbólicos o literales.
  • Dios puede usar los sueños y las visiones para darnos instrucciones o advertencias.

Hoy acaso no te has dado cuenta de que otras personas se mueren. (00:40:29)

  • El mensaje de Dios es para hoy y no admite demora.
  • No se debe poner la reforma y la enmienda antes de la fe.
  • La voz de Dios dice: “Cree en el Señor Jesucristo”.
  • La muerte puede llegar de pronto, incluso a los robustos y sanos.
  • La pregunta del señor Payson: “¿te gustaría hacer el siguiente convenio: ‘tú encontrarás a Cristo al final del año pero la prolongación de tu vida hasta entonces dependerá de la vida de una tercera persona’?”

No sean tan necios como para jugar con sus vidas hasta llegar a la tumba. (00:43:01)

  • No apuesten su salvación apostando a su propia vida.
  • Si están aplazando su arrepentimiento, ¿por qué estarían más seguros de su propia vida que si dependiera de la vida de otro?
  • No sean necios y jueguen con sus vidas hasta llegar a la tumba, ni con sus almas hasta llegar al infierno.
  • No apuesten la eternidad de su alma sobre algo incierto, pues no saben si se despertarán mañana en su cama o en el infierno.
  • Si quieren jugar juegos de azar, apuesten su oro o sus reputaciones, pero no pongan en peligro sus almas.
  • Las apuestas son demasiado arriesgadas para cualquiera excepto para quienes han enloquecido por el pecado.
  • No arriesguen sus almas corriendo el albur de que vivirán otro día, escuchen hoy la voz de Dios.

Ese es el peligro especial y cómo se incurre en él. (00:44:47)

  • El peligro especial es endurecer el corazón.
  • Se incurre en este peligro cuando las personas sienten preocupación por su alma, pero luego endurecen su corazón.
  • Esto puede ocurrir de varias maneras, como reincidiendo voluntariamente en la indiferencia anterior o resistiendo obstinadamente la influencia del Espíritu Santo.
  • El corazón se endurece cuando las personas sienten preocupación por su alma, pero luego endurecen su corazón.
  • Esto puede ocurrir de varias maneras, como reincidiendo voluntariamente en la indiferencia anterior o resistiendo obstinadamente la influencia del Espíritu Santo.
  • No resistir la influencia del Espíritu Santo.
  • No reincidir voluntariamente en la indiferencia anterior.
  • No sacudirse el miedo.
  • No decir en obstinada rebelión: “No, no voy a aceptar nada de eso”.

¿Cómo endurece el corazón la incredulidad? (00:46:42)

  • Una manera común de provocar a Dios y endurecer el corazón es la incredulidad.
  • La incredulidad es el pecado de pecados.
  • El Espíritu Santo convence al mundo de pecado, especialmente de incredulidad.
  • El que no cree en Jesús ya ha sido condenado.
  • La incredulidad es el pecado más grave porque menosprecia la salvación de Dios.
  • Jesús puede limpiar al pecador más negro y más inmundo.
  • El amor de Jesús puede ablandar el corazón más duro.
  • Creer en Jesús es la única manera de evitar endurecer el corazón contra Él.

Y es en verdad el compendio de todos los portentos. (00:48:48)

  • Dios ya ha obrado para los hombres un milagro que trasciende a todos los demás: ha dado a Su propio Hijo para que se hiciera hombre y muriera por los pecadores.
  • El pecador que no se contenta con ese despliegue de la misericordia de Dios, nunca se quedará satisfecho con ninguna prueba de ella.
  • Cristo en la cruz está en lugar de todos los milagros bajo la dispensación del Evangelio.
  • Si no creen en el amor de Dios manifestado en Cristo, no creerán en ninguna otra prueba.
  • Pedir señales adicionales es endurecer el corazón y rechazar lo que Dios ya ha dado.
  • Aunque se tuvieran esas señales adicionales, no se creería más.
  • El que rechaza a Moisés y a los profetas, no creería aunque alguien viniera a él de los muertos.
  • Cristo en la cruz está delante de nosotros, no lo rechacemos, pues si lo rechazamos, ninguna otra cosa podría convencernos.

Sí, pero descubren que la realidad es algo muy diferente de lo que imaginaban. (00:51:12)

  • Quienes presumen de la misericordia de Dios y creen que pueden convertirse cuando quieran, endurecen sus corazones.
  • Creer no es tan sencillo como imaginan. La salvación no es un juego de niños.
  • Buscar a Dios y llamar a su puerta no es suficiente si se sumergen en placeres mundanos, malas compañías o conversaciones ociosas.
  • Muchas conciencias tiernas se endurecen por la compañía que les rodea.
  • Apagar deliberadamente al Espíritu Santo es un riesgo que puede llevar a que Dios jure en su ira que esas personas no entrarán en su reposo.

Ahora tengo que concluir, pero debo presentarles el tema completo. (00:52:57)

  • Dios ordena a todos los hombres en todo lugar que se arrepientan y crean en Cristo. No hay otra opción, o se obedece el mandamiento de Dios o se rechaza.
  • Dios no acepta excusas por la demora en obedecer su llamado. Esta mañana puede ser el último llamado para algunos, y deben decidir si obedecerán o no.
  • Si no se cree en Dios, se debe asumir la posición de enemigo y ser honesto al respecto. Se ruega que no se rebele contra Dios, ya que Él está lleno de gracia.
  • Dios es amor y Jesús invita a las personas a venir a Él. El Espíritu Santo está presente y dice: “No endurezcáis hoy vuestros corazones”.
  • Se anima a las personas a entregarse al amor de Dios y a estar a salvo en el día de Su venida. Se pide a quienes saben orar que imploren una bendición sobre la palabra de Dios.
(Visited 211 times, 1 visits today)

Quizás te puede interesar estos videos

Post A Comment For The Creator: Solidaria TV

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *