Jeremías: Las bendiciones de la obediencia | personajes bíblicos

Jeremías: Las bendiciones de la obediencia | personajes bíblicos

Obediencia a Dios

  • La obediencia a Dios es fundamental para los cristianos evangélicos y trae bendiciones, mientras que la desobediencia trae castigo.
  • La obediencia se demuestra escuchando la voz de Dios, haciendo lo recto delante de sus ojos, prestando atención a sus mandamientos y guardando sus estatutos.
  • La sociedad actual ha rechazado a Dios y está experimentando escasez y juicio como resultado.
  • Los cristianos deben hablar de la obediencia y ponerla en práctica.

Prioridades en la vida

  • Obedecer a Dios significa ordenar nuestras prioridades conforme a las de Él.
  • Como discípulos de Cristo, nuestra vida no debe estar enfocada en las cosas del mundo, sino en las del reino de Dios.
  • Satanás usará personas con aparentes buenas intenciones o argumentos para desviarnos de nuestras prioridades y hacer que quitemos la mirada de las cosas del Señor y las pongamos en las del mundo.

Fe y obediencia

  • Nuestra fe se tiene que ver reflejada en acciones de obediencia.
  • Debemos ser no solamente oidores de la palabra, sino hacedores de la palabra.
  • La obediencia a la palabra de Dios es esencial para agradarle.
  • Los mandamientos de Dios no son gravosos, sino que nos dan vida y nos apartan del mal.
  • La obediencia espiritual viene cuando nos arrepentimos de nuestros pecados y nos convertimos a Cristo.
  • La fe y la obediencia son como una plataforma sobre la que cumplimos la voluntad de Dios.

La gran comisión

  • La gran comisión es predicar el Evangelio a toda criatura, y esto es lo que hacen Radio Solidaria y Solidaria TV.

Importancia de la obediencia

  • La obediencia es importante para todo discípulo de Cristo, y debemos evitar la desobediencia como dejar de congregarnos.
  • Debemos priorizar nuestra relación con Dios y nuestra familia sobre el trabajo y las posesiones materiales.
  • Una rutina diaria de comer, dormir y trabajar no es una vida plena, y debemos buscar tiempos de calidad con Dios, nuestra familia y la iglesia.
  • La obediencia a Dios es fundamental y tiene consecuencias.
  • Dios fue claro con Adán y Eva, y también lo es con nosotros.
  • El arrepentimiento genuino implica dejar atrás el pecado y permitir que Jesús transforme la vida.
  • La obediencia a Dios se demuestra mediante la fe y se refleja en la relación diaria con Él, en el testimonio y en el compartir las buenas nuevas.
  • Obedecer a Dios no es solo ir a la iglesia los domingos, sino construir una relación diaria y duradera con Él.
  • La obediencia es esencial para la salvación y se manifiesta en el cumplimiento de los mandamientos y estatutos de Dios.
  • Si no se es obediente, es necesario cambiar esa situación hoy mismo.
(Visited 136 times, 1 visits today)

Quizás te puede interesar estos videos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *