Los deseos de la carne y cómo vencerlos // Daniel del Vecchio

El pecado y la muerte

  • El pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte.
  • Todos los hombres han pecado, por lo que todos están bajo condenación.
  • La ley del pecado y de la muerte quiere arrastrarnos espiritualmente a la muerte.

La ley del espíritu de vida en Cristo Jesús

  • Para los que están en Cristo Jesús, no hay condenación.
  • La ley del espíritu de vida en Cristo Jesús nos ha librado de la ley del pecado y de la muerte.
  • Podemos vivir en resurrección, con el poder del espíritu de vida.

La carne y el espíritu

  • La carne no vence a la carne, la fuerza de voluntad no vence.
  • El poder de Dios vence la pasión por el mundo y la pasión por el pecado.
  • El deseo de la carne es contra el espíritu y se oponen entre sí.
  • Las obras de la carne son fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, enemistades, pleitos, celos, ira, contienda, sanciones, herejía, envidia, homicidio, borrachera y cosas semejantes.
  • El deseo de la carne es no incomodarse, no sentir convicción y dejar las cosas como están.
  • La disciplina es contra los deseos de la carne y la carne no quiere sufrir ni cambiar.

La vida cristiana

  • La vida cristiana es por gracia y es un reposo, pero hay que esforzarse para entrar en reposo.
  • Postergar es una forma de desobediencia y pasividad que destruye a la iglesia.
  • Dios habla a cada uno individualmente y tenemos que ser activos en obedecerle.
  • No podemos ser pasivos, tenemos que ser activos y tomar pasos cuando Dios nos da la oportunidad.
  • El sueño espiritual es peligroso y puede llevar a la pobreza.
  • Debemos desechar las obras de las tinieblas y vestirnos de las armas de la luz.
  • No debemos hacer provisión para los deseos de la carne.
  • La depresión es una de las obras de la carne y Dios nos da óleo de gozo en vez de espíritu angustiado.
  • Una vez que aceptamos a Cristo, no podemos perdernos, pero tenemos que mantenernos fieles hasta el fin.
  • No debemos tomar la gracia de Dios en vano ni tentar a Dios.
  • Debemos ver a los hermanos como protectores y no como enemigos.
  • La desgana, la depresión, el sueño, la pereza y la pasividad son obras de la carne que debemos evitar.
  • El enemigo está en el espejo, no al lado.
  • Debemos esforzarnos, velar y pensar en los demás en lugar de relajarnos, dormir y sentir lástima por nosotros mismos.

La cruz y el sufrimiento

  • Pedro no entendió la importancia de la cruz y trató de evitar que Jesús fuera crucificado.
  • Jesús dijo que si sufrimos con él, reinaremos con él.
  • Los niños mimados sufren el doble porque están programados para ser consentidos y luego tienen problemas para adaptarse a la realidad.

El amor a sí mismo

  • El primer síntoma de la degeneración es el amor a sí mismo.

La resurrección

  • El autor plantea dos hipótesis sobre el versículo 11 de Romanos 8:
  • El espíritu que resucitó a Cristo vivificará también nuestro cuerpo mortal.
  • El versículo habla de la resurrección de los muertos.

La vida en el Espíritu

  • El autor afirma que el contexto del versículo 12 indica que no debemos vivir conforme a la carne, sino conforme al espíritu.
  • Vivir conforme a la carne lleva a la muerte espiritual, mientras que vivir conforme al espíritu lleva a la vida.
  • El autor exhorta a los creyentes a hacer morir las obras de la carne y a ser guiados por el Espíritu Santo.
  • El autor afirma que no somos esclavos del pecado, sino que hemos recibido el Espíritu Santo para ser vivificados y llenos de poder.
  • El autor anima a los creyentes a ser continuamente vivificados y a resistir las maquinaciones de la carne.
  • El autor concluye afirmando que el bautismo del Espíritu Santo cambió radicalmente su vida y le dio pasión por las almas.

La gracia de Dios

  • Dios nos da revelación y la Biblia es la verdad que nos libera.
  • La gracia de Dios es suficiente para vencer cualquier tentación o deseo de la carne.

La batalla espiritual

  • Debemos prepararnos para ser un ejército de guerreros que saben orar, resistir, avanzar y tomar territorio.
  • No debemos mirar atrás como la esposa de Lot, sino quemar los puentes y los barcos y seguir adelante.
  • Debemos aprender a resistir las tentaciones, la voz de la carne, la pasividad, la pereza y el postergar.
  • Debemos tomar las oportunidades que Dios nos pone por delante y buscar primeramente el reino de Dios y su justicia.
  • Dios nos manda a ser fuertes y valientes, y no temer ni desmayar porque Él está con nosotros.
  • Debemos ser soldados de Dios y no dejarnos mover por nada, ni a la izquierda ni a la derecha, para poder terminar nuestra carrera con gozo.

El grupo de las Iglesias Cristianas Evangélicas Apostólicas en España, fue fundado bajo el apostolado de Daniel Del Vecchio en 1964.

Conocer los libros de Daniel del Vecchio en Amazon 📚 👉 https://cutt.ly/L1rpI16

(Visited 506 times, 1 visits today)

Quizás te puede interesar estos videos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *