Moisés: Él es el maná que descendió del cielo

Moisés: Él es el maná que descendió del cielo

El maná del cielo

  • El maná era un alimento enviado por Dios a los israelitas durante su travesía por el desierto.
  • Era una especie de rocío que llegaba por las mañanas y se debía recolectar antes de que el sol lo evaporara.
  • Solo se podía recolectar lo suficiente para el día, y el sexto día se podía recolectar el doble para guardar una porción para el día siguiente.
  • El maná simboliza la dependencia continua de Dios, ya que los israelitas tenían que confiar en Él para su sustento diario.
  • También era una advertencia para no aferrarse a las cosas buenas por mucho tiempo, ya que el maná se pudría si se almacenaba.
  • El maná era un presagio del verdadero pan del cielo, que es Jesús.
  • El maná del cielo satisfacía por un día, mientras que Jesús satisface eternamente.

La murmuración

  • La murmuración revela la condición interna del corazón.
  • La murmuración tiene una forma de esparcirse entre el pueblo de Dios.
  • La murmuración se esparce rápidamente entre el pueblo de Dios y es una forma de quejarse contra el Señor.
  • Es importante presentar preocupaciones legítimas a los líderes de la iglesia, pero no unirse a los quejumbrosos.
  • Los quejumbrosos a menudo exageran lo bueno que era la vida cuando estaban esclavizados por el pecado y no ven los beneficios de confiar en Dios.

La provisión de Dios

  • Dios respondió a las quejas del pueblo con su gracia y misericordia, prometiéndoles hacer llover pan del cielo.
  • La gloria de Dios es una revelación de su grandeza y poder, y cada vez que las personas en la Biblia vislumbraban la gloria de Dios, la respuesta uniforme era el miedo.
  • Jesús nos revela la gracia y la gloria de Dios, y cuando vemos todo lo que él es para nosotros, es suficiente y tenemos en él todo lo que necesitamos.
  • Éxodo capítulo 16 enfatiza repetidamente la suficiencia de la provisión de Dios para estas personas necesitadas.
  • El maná era suficiente desde el punto de vista nutricional, como la leche materna para un bebé.
  • El maná del cielo cubrió las necesidades de los israelitas durante 40 años.
  • El maná sabía a hojuelas con miel, lo que nos enseña que la palabra de Dios es dulce y satisfactoria.
  • El maná del cielo nos enseña que debemos buscar al Señor para satisfacer todas nuestras necesidades.
  • El maná del cielo apunta a Jesucristo, el verdadero Pan de vida que bajó del cielo para saciar nuestra alma.
  • Jesús es el pan de vida que satisface a todos los que vienen a él.
  • El maná nos enseña que debemos confiar personalmente en Jesús para obtener la vida eterna.

Jesús, el verdadero Pan de vida

  • Cuando miramos al Señor, vemos que su gracia y su gloria son suficientes.
  • El verdadero Pan de vida que baja del cielo para saciar nuestra alma es Jesús.
  • El Maná del cielo no solo flotó hacia la boca de todos, era gratis y abundante, pero la gente tenía que levantarse y recogerlo todos los días antes de que el sol lo derritiera.
  • Dios le ordena a Moisés que pusieran un poco de Maná en una vasija frente al arca del testimonio para que las generaciones posteriores recordaran como en los alimentos con el Maná.
  • Debemos presentarnos ante el Señor a menudo para recordar su provisión para nosotros, debemos comer su carne y beber su sangre.
  • Jesús es el pan vivo que descendió del cielo y el significado del Maná es que todos lo necesitamos.
  • Dios tiene provisiones ilimitadas de Gracia en Cristo, pero tú y yo debemos hacer el esfuerzo diario de buscar a Dios en oración y a través de la palabra.
  • Esfuérzate por tener una relación íntima con Jesús, él es el verdadero Maná del cielo y está a nuestro alcance.
(Visited 368 times, 1 visits today)

Quizás te puede interesar estos videos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *