Natán y David: No ocultes tus pecados | Personajes Bíblicos

Natán y David: No ocultes tus pecados | Personajes Bíblicos

El pecado de David

  • El profeta Natán amonestó al rey David por sus pecados con Betsabé y Urías.
  • David no reconoció su pecado ante Dios y tuvo que ser confrontado por el profeta.
  • David menospreció las bendiciones de Dios al tomar la mujer de Urías, a pesar de todo lo que Dios le había dado.
  • Se comete el error de pensar que se puede hacer cosas en secreto y Dios no dirá nada, pero Dios ve todo y no se puede engañar a Dios.
  • Dios ve todos nuestros pecados, incluso los que hacemos en secreto.
  • No podemos burlarnos de Dios, porque todo lo que sembramos, eso también cosecharemos.
  • Es mejor humillarnos ante Dios y arrepentirnos de nuestros pecados, que esperar a que Él los exponga delante de todos.
  • Si confesamos nuestros pecados, Dios es fiel y justo para perdonarnos y limpiarnos de toda maldad.

Consecuencias del pecado

  • El pecado de David tuvo consecuencias graves, pero Dios lo confrontó y lo restauró.
  • Todo lo oculto tarde o temprano sale a la luz, y nuestros pecados pueden dañar nuestro testimonio y afectar al cristianismo en general.
  • Debemos tener cuidado de no ensuciar con nuestros pecados las aguas del Evangelio, porque hay muchas personas que no se acercan al Señor por nuestro mal testimonio.
  • Si no levantamos al que ha caído, podemos ser piedra de tropiezo para su vida y esa persona se puede perder la salvación.
  • El mal testimonio de los cristianos aleja a las personas de Dios.

Restauración

  • Dios quería restaurar a David, pero David tenía que reconocer su condición de pecador.
  • Los cristianos deben confrontar el pecado, pero sobre todo deben restaurar a la persona que ha caído.
  • Cuando no se restaura a la persona que ha caído, esta se aleja más de Dios.
  • Los cristianos deben enfocarse en restaurar a los hermanos que caen en lugar de juzgarlos y condenarlos.

El camino de bendición y el camino de maldición

  • Dios ofrece a las personas dos caminos: el camino de bendición y el camino de maldición, y las personas deben elegir el camino de bendición.
  • El pecado es un camino de maldad que lleva a la disciplina y exhortación del Señor.
  • La disciplina y la exhortación duelen porque avergüenzan.

Conclusión

  • Dios perdona y limpia a los que pecan, pero llegan las consecuencias del pecado.
  • Después de pecar, uno debe volver a la presencia de Dios para encontrar el perdón.
  • Dios quiere lo mejor para nuestras vidas y desea que nos humillemos, le busquemos de corazón y nos arrepintamos.
(Visited 70 times, 1 visits today)

Quizás te puede interesar estos videos

Post A Comment For The Creator: Solidaria TV

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *